El aura maligna

El aura maligna

Ese día René estaba muy contento, ya que la semana anterior sus jefes le habían comunicado que a partir de ese lunes se convertiría en gerente de la sucursal en la que trabajaba.

Caminó apresuradamente, para no llegar tarde, pero desafortunadamente se topó en su camino con calamidades que no lo dejaron cumplir con su objetivo. El transporte público en el que viajaba impacto con una barda de contención, provocando que muchos de los pasajeros tuvieran lesiones de gravedad.

Los medios de comunicación llegaron al lugar y rápidamente lo entrevistaron, pues llamaba la atención de que a él no le había ocurrido nada.

– Señor cuéntenos como pasó el accidente.

– Nuestro autobús iba por su carril, cuando de momento se le metió un tráiler, el chofer trató de esquivarlo pero fue inútil.

– Díganos qué hizo para salir ileso, habiendo tantos heridos aquí e inclusive algunos fallecidos.

– Para serle honesto, no recuerdo nada de lo que pasó. Lo último que viene a mi memoria es que segundos antes del choque, algo me envolvió y me protegió.

– ¿Quiere decir algo así como un ángel?

– No, más bien como una criatura con colmillos, de esas que aparecen en los cuentos de terror.

– ¿Sintió miedo?

– A primera instancia no, pero ahora que se lo estoy relatando se me puso la piel de gallina, pues no sé si sucedió en realidad o fue producto de mi imaginación, debido a lo alterado que estaba.

Momentos antes determinar la entrevista, René cayó en una especie de trance y empezó a convulsionarse y emitir sonidos extraños. Fue trasladado al hospital y posteriormente murió a las pocas horas.

Un sacerdote que se comunicó a la estación de televisión, indicó que posiblemente aquel hombre había sido víctima de una posesión demoniaca. La gente dice que esta es una de las maneras preferidas que tiene el diablo para adueñarse de las almas de los seres humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *